Mover mis manos y Respirar

Uno de los primeros mensajes fue de mi amiga Ernestina, donde ella me decía: “Agustina respirá”. Hoy recién estoy entendiendo el significado de ese mensaje tan simple pero tan profundo… Respirá cuando la angustia se hace insoportable … Respirá cuando no te podes dormir … Respirá cuando te sientes ahogada … Respirá cuando te enojas … Y agradecer el respirar mío y de los que me rodean, como una gracia de estar vivos.

De golpe me encontré en mi casa y unos amigos nos regalaron una huerta …  Al mes de lo de Bachi, estábamos poniendo la huerta en su lugar… Y fue descubrir la paz en la naturaleza, el trabajar mis manos, el poder compartir el trabajo y su fruto como algo totalmente mágico.

Volví a viejas actividades y rescate la aguja de crochet, y mis manos no pudieron parar!!!! Respiraba en cada lazada, lloraba en cada una , pensaba en Bachi, en nosotros , en mí y en la persona a la que estaba destinada mi tejido, porque me gusta tejer pensando en alguien que quiero, y así pasaban las horas, días, meses… Y en cada lazo me sentía más unida a Bachi, más unida a muchas personas queridas y más agradecida…