Enlazando

Enlazando no es solo una idea o un sueño, surge a partir de mi necesidad de agradecer apenas un poquito el inmenso amor que recibí a través de muchísimos lazos, que se fueron enlazando en mi corazón, desde el día que mi vida cambio. Esos lazos que me han hecho y me hacen tanto bien, a los que me aferro para sostenerme y seguir día a día.

Porque lazos son los amigos, la familia, los que me conocen y no tanto…los que caminan conmigo desde siempre y los que se sumaron en el camino, los que me sostienen y no quiero soltar.

Lazos también son los que tejo con la aguja en mis manos, para crear una nueva obra que pueda cobijar a alguien.

Entonces cada lazo se va “ENLAZANDO” en nuevos corazones que se unen con la certeza del amor que nunca se cortó, que me sigue guiando he inspirando.

El lazo era el juguete preferido de Bachi, nuestro gaucho que no dejaba de enlazar nada que se le cruzara en el camino, su pasión, el campo, los caballos y los pájaros.

Amarrada a él como un lazo invisible e indestructible.

Mientras respiro y vivo.